Hipotecas y Préstamos Hipotecarios Para Personas de Habla Hispana

Esta guía ayudará a los compradores de vivienda de habla hispana a entender mejor el proceso de compra de una casa y una vez hayan finalizado con la lectura de este documento tendrán una mejor comprensión del proceso de compra de una casa en general.

Esta guía ayudara a solventar problemas comunes en el mercado de habla hispana, tales como:

  • La explicación de los conceptos generales de la industria de bienes raíces
  • Los proceso de compra para el hispano-hablante.
  • ¿Cómo encontrar un profesional de bienes raíces que entiende las necesidades de una persona de habla hispana?
  • ¿Cómo encontrar información sobre becas y programas disponibles?

Introducción:

¿Que tiene de diferente un comprador de habla hispana?

Cuando se trata de hispanos y los bienes raíces es importante no generalizar ni dejare llevar por el estereotipo, ya que después de todo, el término “Hispano” es un término genérico que agrupa una población enorme y diversa de personas que incluye a los ecuatorianos, puertorriqueños, dominicanos, hondureños, mexicanos, argentinos y a muchos otros países.

También es importante destacar que si bien esta guía podría estar dirigida a la comunidad hispana, la mayor parte de las sugerencias y directrices representadas en esta pieza puede ser utilizada por muchas otras comunidades provenientes de diversas clases y variados estados socio-económicas de la sociedad.

Para nadie es un secreto que cuando se habla de bienes raíces, mucho de las personas de habla hispana no tienen una comprensión total y completa de cómo funciona el proceso de compra de bienes raíces en Los Estados Unidos.

“Ese es el problema, no entender el proceso,” dice Carmen Mercado, Presidenta de la Asociación Nacional de Hispanos en la profesión Inmobiliaria® de Long Island.

“Voy a hablar de mi madre en Puerto Rico. Ella ha sido propietaria de una casa y las cosas por allí se hacen de manera diferente. En realidad no hay un agente de bienes raíces en el proceso de compra. Ella fue directamente a la propiedad de un granjero y habló directamente con el agricultor sobre su hipoteca y consiguió un título físico, el cual le garantiza la realización de una transacción real, ya que estas no están grabadas en un sistema organizado como lo es aquí”

En realidad, hay muchas diferencias entre la forma en que los bienes raíces se compran en los EE.UU. y en otros países. Como se menciono antes, toda la idea de realizar una escritura física es la clave en algunos países, mientras que aquí, una vez que se registra la transacción, se hace oficial así se tenga o no la escritura real en la mano. Las opciones de financiación que están disponibles aquí también pueden ser diferentes. En otros países, incluso se puede realizar la compra directamente con un propietario que esté haciendo el proceso de financiación

Por supuesto, hay muchas personas de segunda y tercera generación que están completamente versados ​​en el proceso de compra de bienes raíces en los EE.UU, así que si esta es su situación, lo más probable es que esta guía puede no ser tan útil para usted. Sin embargo, si usted es un comprar de vivienda por primera vez  o es proveniente de otros países de habla hispana, esta guía debe darle una buena introducción a algunas de las informaciones que necesita antes de iniciar el proceso de compra.

Hemos hecho todo lo posible para que esta guía sea lo más completa posible, pero siempre debe hacer su propia investigación y hablar con un asesor financiero de confianza o un profesional de bienes raíces con el que usted se sienta cómodo y que entienda su situación específica. Una hipoteca es uno de los mayores compromisos financieros que hará en su vida. Un asesor de confianza puede ayudarle a tomar la mejor decisión para usted y su familia antes de tomar ningún compromiso vinculante.

Además,  esta guía abarca muchos aspectos del proceso de compra de una casa, pero no cubre todos los aspectos de ese proceso. Esto le ayudara a ahorrarse un poco de dinero en efectivo y algunos dolores de cabeza en el proceso antes de seguir adelante con una compra.

Parte 1:

Temas típicos para los compradores de habla hispana

Situación 1: Alberto y Violeta se han trasladado a los Estados Unidos desde España hace unos años. Ambos tienen buenos empleos pero no han sido capaces de ahorrar para hacer el pago del 20% de la cuota inicial de una casa y les gustaría empezar a construir la equidad mediante la compra de una casa tan pronto como sea posible, pero tienen miedo de que están perdiendo su dinero en alquileres y nunca tendrán suficiente para el pago inicial.

Solución: Primero, Alberto y Violeta deben de ir a la página web www.HUD.gov en donde podrán encontrar algunas agencias locales de vivienda para obtener asesoramiento sobre sus opciones. Se darán cuenta de que podrán sacar un préstamo de la FHA, que sólo requiere una 3.5% como pago inicial, lo que es más manejable para ellos. También descubrirán que son elegibles para la subvención y tienen suficiente dinero para cubrir una parte considerable de su pago y a su vez hacer sus pagos de hipoteca mucho más bajos.

Situación 2: Miguel y Andrea les gustaría comprar una casa, pero que no tienen un crédito perfecto. Ellos han pagado unos cuantos billetes a finales del año pasado y han tenido algunas facturas médicas pendientes.

Solución: Miguel y Andrea pueden comenzar por hablar con una agencia local de vivienda, donde descubrirán que no necesitan un crédito perfecto para comprar una casa. Este es un suspiro de alivio ya que podrán  conseguir un informe de crédito con el que sabrán exactamente qué problemas se pueden anticipar con un prestamista. Ellos pueden planear que el prestamista sepa de antemano cuáles son los problemas y buscar la forma de solucionarlos. Además, Miguel y Andrea pueden buscar en línea y descubrir que realmente puede hacer la fijación de un crédito por su cuenta de forma gratuita.

Situación 3: Magdalena le encantaría comprar una casa para ella y su hija. Ella tiene el dinero pero no es fluida en el idioma inglés y teme que no será capaz de realizar todo el proceso de compra de una casa a causa de esto.

Solución: Magdalena se puede poner en contacto con la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces en donde encontrara una inmobiliaria que habla español. Este agente de bienes raíces le ayudara a encontrar a los prestamistas y a otras personas importantes para llevar a cabo el proceso de compra de una casa. En el camino, Magdalena se dará cuenta de que la mayoría de los sitios web tales como www.hud.gov están también en español, lo que le ayudara a educarse a sí misma en el proceso.

Situación 4: Arturo acaba de regresar de la guerra en Afganistán y le gustaría mudarse a una casa y formar una familia. Él no tiene mucho dinero ahorrado, pero está tan cansado de vivir lejos que establecerse  es una gran prioridad para él.

Solución: Arturo descubre que él está calificado para un préstamo de VA y aprende que puede entrar en un proceso de compra de una casa con un 0% de pago inicial. Por supuesto, tendrá que pasar por el proceso de inspección estricta de la VA y pagar algunas cuotas, pero al final la decisión de tener una casa es importante para él y vale la pena realizarlo.

Parte 2:

Un esquema general del proceso de compra

Creo que como consumidor, no importa lo que está comprando, ya se trate de bienes raíces o un televisor de pantalla grande, es importante hacer su investigación y querer educarse en el producto y en este caso en el proceso”, Dice Mercado.

Hay muchas variaciones en el proceso de compra de una casa. Sin embargo, el calendario básico y el orden de los acontecimientos es generalmente el mismo. Con eso en mente, aquí hay una breve explicación del proceso de compra de una casa que debe servir como referencia básica:

Paso 1: Evalue sus finanzas

El primer paso es conseguir una manija en sus finanzas para determinar la cantidad que realmente puede pagar en una hipoteca cada mes. Esto significa hacer seguimiento de sus gastos y averiguar cuánto le sobra después de calcular cuánto desea contribuir al ahorro de diversos cuenta como su Jubilación, fondos de la universidad, etcétera.

Al solicitar una hipoteca, su crédito será comprobado y cualquier abolladuras en su historial le afectará su ritmo y posibilidades globales en una hipoteca. Suscríbase a un informe de crédito gratis y averigüe de antemano lo que su prestamista verá en su informe. Mientras que muchas compañías ofrecen reparar su crédito, usted puede hacer una investigación en línea simple donde encontrara la manera de hacerlo usted mismo de forma gratuita. Vale la pena hacer esto unos meses o un año antes de aplicar, para así tener una mejor calificación de crédito, lo que significa una mejor tasa de su hipoteca, lo que significa un pago mensual de la hipoteca más baja.

Después de que haya averiguado cuánto puede permitirse pagar cada mes, determine la cantidad de ahorros que tiene que puede contribuir a un pago inicial. A pesar de que no necesariamente tienen que contribuir con el 20%, cuanto más se dé en un pago inicial, mejor será su tasa de interés.

Sabiendo cuánto puede pagar por mes y cuánto se puede poner como pago inicial, se podrá calcular la cantidad que usted puede pagar cómodamente por una casa. Hay muchas calculadoras de hipotecas en línea que le pueden servir para obtener esta  respuesta

Paso 2: Conseguir una pre-aprobación para su hipoteca

Este es un paso que mucha gente se salta. Es un dolor, pero vale la pena hacerlo para  el largo plazo. En realidad, hay un poco de confusión acerca de cómo obtener una pre-aprobación o una calificación previa para su hipoteca. Los dos términos no significan la misma cosa.

La precalificación es un proceso en el que un prestamista le dará una estimación muy aproximada de lo que puede pedir prestado sobre la base de sus finanzas. La precalificación no es un compromiso de su parte para prestar el dinero.

La aprobación previa es cuando el prestamista toma una mirada más a fondo en sus finanzas y le da una cantidad exacta que se le puede prestar. Usted tendrá que proporcionar muchos documentos, cuotas de pago, y llenar un montón de papeleo. Sin embargo, al final, el prestamista asume un compromiso real para prestarle realmente el dinero.

El conseguir una pre-aprobación antes de encontrar una casa le da una ventaja, ya que le da:

1) Un número real de lo que puede permitirse y el lujo de no enamorarse de viviendas que están fuera de su rango de precios

2) Su financiación fija todo, por lo que la venta irá más rápida cuando usted encuentre la casa de sus sueños y obtendrá prioridad sobre otros compradores de vivienda si hay competencia para un hogar.

Nota: Los prestamistas siempre le dirán el máximo que puede pedir prestado. Muchas personas cometen el error de pensar que esto es en realidad cuánto deben pedir prestado. Es siempre una buena idea comprar una casa por debajo de sus posibilidades, para que así  usted no tenga que sacrificar sus ahorros o su fondo de emergencia.

Paso 3: Encontrar una casa

En el momento de empezar a buscar, es importante considerar las cosas que realmente necesita en una casa vs. lo que realmente quiere en una casa.

Entre las necesidades puede incluir:

  • Número de habitaciones.
  • La proximidad al trabajo y escuelas.
  • Opciones de transporte público.
  • Un patio trasero para los animales domésticos y los niños pequeños.

Entre los quereres puede incluir:

  • Una piscina.
  • Un amplio garaje.
  • Una habitación extra para una oficina.
  • Nuevos aparatos.

Una vez que sepa lo que busca, hay un número de maneras de encontrar su hogar. En el pasado, su única opción era ir con un agente de bienes raíces. Estos días, se puede encontrar un agente a través de amigos, familia, o a través de www.HUD.gov; o incluso usted puede tomar las cosas en sus propias manos mirando en línea en los listados de las casas.

Obviamente debe mirar casas que se encuentren en su gama de precios y en el área que desea vivir.

Una vez que haya encontrado “la” casa, usted hará una oferta por escrito de cuánto está dispuesto a pagar por la casa, la cual incluye una fecha de caducidad que es el  momento en el que la oferta ya no es válida.

El vendedor puede aceptar su oferta, rechazarla o proponer una contraoferta. A continuación, puede aceptar, rechazar, o proponer otra contraoferta. El acuerdo real no es vinculante hasta que ambas partes están de acuerdo con los términos y condiciones.

Paso 4: Obtener una hipoteca

Una vez que se han asentado con el vendedor, es el momento de obtener su hipoteca. Si ya está pre-calificada, usted está listo para ir y puede comprar inmediatamente su casa.

Si no está precalificado, tendrá que pasar por todo el proceso de la hipoteca, que consiste en la recopilación de los documentos de información e identificación financieros y conseguir las aprobaciones. Se puede tomar un par de días o semanas para completar este proceso y su prestamista todavía le podría rechazar. Esto es por lo que tiene una ventaja si usted consigue ser pre-calificado con anterioridad: Usted sabe lo que puede pagar y el vendedor sabe que la venta será rápida.

Paso 5: Cerca de su casa

Una vez se tiene la hipoteca y antes de poder pasar al cierre, hay algunas otras cosas que hay que hacer. Estas varían de un estado a otro, pero a menudo incluyen una búsqueda de título, conseguir el seguro del propietario, así las pruebas, una inspección de termitas, y un recorrido final.

El cierre en sí es una reunión en la que se completa todo el papeleo final para la venta y recibir la escritura y las teclas para el hogar.

Al cierre, usted tendrá que pagar los costos de cierre, lo cual puede añadir unos cuantos miles de dólares a su cuenta final. Obtener una estimación de buena fe (GFE) de su prestamista unos pocos días antes de tiempo para averiguar cuáles serán estos costes y comprobar los gastos de cierre reales a la GFE para asegurarse de que usted no está siendo cobrado de más en los costos de cierre.

Parte 3:

Las ideas falsas sobre el proceso de compra de una casa

La comunidad hispana que desea comprar vivienda tiene algunos conceptos erróneos  sobre el proceso de compra de una casa. Éstos son algunos de ellos:

Idea equivocada #1: Todo el proceso de compra de vivienda.

Como hemos dicho antes, uno de los mayores obstáculos es no entender el proceso de compra de bienes raíces en los Estados Unidos.  “Todavía me apunto a que todo el mundo debe de visitas www.HUD.gov,” dice Mercado. “La información básica esta allí y de hecho hay una versión en español para aquellos que se sienten más cómodos leyendo en español.”

El sitio de vivienda y desarrollo urbano cubre temas importantes como “la forma de buscar y seleccionar un agente de bienes raíces” y “cómo calificar para una hipoteca. “También hay diferentes herramientas en el sitio para localizar a las agencias locales de vivienda por código postal. Si usted está buscando una agencia de vivienda de buena reputación, sólo coloque su código postal y obtendrá diez o quince agencias certificadas por la HUD cercanas, con las cuales ir a aprender más sobre el proceso.

“Soy una gran creyente en que se debe de obtener educación en el proceso de bienes raíces,” dice Mercado, “Usted puede ir a un grupo sin fines de lucro que este certificada por la HUD y sabrá que la información que se le va a dar es exacta”

Idea equivocada #2: Necesitas 20% para el pago inicial.

Aunque normalmente se obtiene un mejor trato en su hipoteca si usted puede poner el 20% como cuota inicial, se puede obtener un préstamo de la FHA o un préstamo VA con cuotas iniciales mucho menores.

En el caso de un préstamo VA, le puede salirse con cuota inicial del 0%.

Idea equivocada #3: Es necesario un crédito perfecto.

“Usted no necesita un perfecto, usted necesita un buen crédito” dice Mercado. “Si se retrasaron en algo el año pasado por la razón que sea, usted puede pensar que su crédito está manchado para siempre, pero eso no es necesariamente cierto”.

Idea equivocada #4: Si no habla el idioma va a tener problemas.

Hay un mito sobre el tema de que si usted no habla Inglés, usted no va a entender lo que la gente de bienes raíces están diciendo o tal vez usted piensa, “Puedo leer, pero yo no voy a internalizar realmente y comprender la situación.  En realidad, hay material válido tanto en español como en inglés, para todos aquellos que no habla bien el idioma Inglés o que se sienten mas cómodos con el idioma español.

Idea equivocada #5: Si usted no tiene un número de seguro social, no se puede comprar una casa.

“Los hispanos con un excelente historial de trabajo pueden no tener un número de Seguro Social,” Dice Steven Hale, Vicepresidente y director de marketing de la Hermandad del Banco & La confianza de Kansas City, Kansas. “Con un Número de Identificación Personal del Contribuyente (GRAVES) un prestatario es elegible para solicitar ciertos productos de crédito, incluso sin un número de SS. “Si usted no tiene un número de seguro social, solo debe de encontrar un prestamista que está certificado para procesar las solicitudes de ITIN.

Parte 4:

Las ideas falsas sobre los hispanos en la industria de bienes raíces

A parte de aprender a trabajar dentro del sistema inmobiliario estadounidense están aprendiendo acerca de los conceptos erróneos que muchos profesionales de bienes raíces tienen sobre los compradores de vivienda hispanos. Es muy útil saber con que se está trabajando de antemano para que pueda prepararse con antelación. Éstos son algunos de ellos:

Idea equivocada #1: Los hispanos quieren vivir en un barrio predominantemente hispano:

“Estaba trabajando con un agente de bienes raíces para la compra de una casa particular. Me decía que quería ver casas en una determinada comunidad, pero la inmobiliaria me mostraba casas en otra, barrios donde era más predominantemente la comunidad hispanas. El hecho de que hablo español no significa necesariamente que yo quiero vivir en un barrio predominantemente hispano!”

Idea equivocada #2: Los hispanos no quieren a la propiedad

“Hay un mito por ahí que dice que tal vez la comunidad hispana no quiere una propiedad,” dice  Mercado. “No sé por qué existe ese mito, pero es solo eso un mito. Ellos tienen el absoluto deseo de tener una casa propia”.

Idea equivocada #3: Los hispanos son de ingresos bajos a moderados.

“Otro mito que escucho mucho es, “Ellos no van a tener dinero para el pago inicial,” o “Todos tienen ingresos bajos a moderados,” dice Mercado. “Eso es un mito total. En la comunidad hispana no todos tienen bajos ingresos, hay una gran cantidad de hispanos exitosos, educados y ricos”

Idea equivocada #4: Todos los hispanos quieren trabajar con profesionales de habla española de bienes raíces.

“El hecho de que usted es hispano, esto no significa que usted tiene que ser servido por alguien que habla español,” dice Mercado.

Idea equivocada #5: Los hispanos no tienen cuentas bancarias.

“El sector inmobiliario supone erróneamente que la mayoría de los compradores de vivienda hispanos no tienen acceso a servicios bancarios,” Dice Steven Hale.

La preocupación es que el prestamista no será capaz de documentar los fondos necesarios para el cierre de una manera aceptable para un asegurador. “Hemos encontrado que la gran mayoría de los compradores de vivienda hispanos ya tienen cuentas bancarias establecidas en el momento de la solicitud de préstamo. Aunque muchos no se toman ventaja de tener su sueldo depositado directamente en una cuenta bancaria, que hacen mantener sus talones de cheques. Como resultado, la verificación de los fondos para los compradores de vivienda hispanos es consistente con los prestatarios típicos” Continúa Halle”.

COMPARTIR
Artículo anteriorFactores importantes al comprar una casa
Artículo siguienteGuía hipotecaria: Una ayuda para el comprador
La Sra. Ali es Oficial Principal de Préstamos en Loan Cabin, Inc NMLS 1657322. Es una experta no solo en préstamos sino también en múltiples facetas de bienes raíces, particularmente en la industria del título. Dora Ali capacita a sus compañeros oficiales de crédito en temas de la industria del título, inversiones inmobiliarias e innumerables pautas hipotecarias. Call Dora at: 1.832.455.7631

DEJA UNA RESPUESTA